Boletín de la Coordinadora Nacional de Artes Gráficas , Comunicación y Espectáculos

Fallece a los 90 años Carles Fontserè, icono del cartelismo republicano y anarquista

Carles Fontserè

Redacción / Agencias

El cartelista catalán Carles Fontserè falleció ayer a los 90 años en el Hospital Josep Trueta de Girona, donde ingresó hace tres días. El artista, que ha muerto sin haber logrado la devolución de documentos suyos y de numerosos carteles que siguen sin estar catalogados en el Archivo de Salamanca, será incinerado en una ceremonia íntima y no habrá entierro ni acto público, por deseo de la familia.

Barcelonés nacido en 1916, Fontserè comenzó a dibujar de forma autodidacta a los 15 años cuando entró a trabajar en un taller de escenografía. Se curtió en el oficio realizando carteles cinematográficos, portadas de libros y anuncios publicitarios. Cuando estalló la guerra, en 1936, se integró activamente en el Sindicat de Dibuixants Professionals. Su cartel más célebre, el que tituló Llibertat! por encargo de la FAI (Federación Anarquista Ibérica), forma parte de la legendaria producción de los artistas rojos que revolucionaron el arte del cartelismo.

Los partidos y las instituciones republicanas confiaron a los carteles, populares soldados de papel y tinta, las tareas de propaganda e información tanto en el frente como en la retaguardia. Fontserè se inspiró en ese cartel en un segador con una hoz que figuraba en el monumento al doctor Robert que veía de niño. También realizó carteles para el POUM, la CNT y la UGT.

Exilio

En 1939 se exilió en Francia, pero también residió en París, México y Nueva York, donde colaboró con Salvador Dalí y Mario Moreno "Cantinflas", y conoció a su compañera, Terry Broch.

El artista regresó a Catalunya en 1973 y en 1984 fue objeto de una exposición en el Palau de Pedralbes donde repasaba su experiencia americana, muestra que ahora se puede volver a ver en el Espacio Cultural Caja Madrid de Barcelona.

El crítico de arte Arnau Puig destacó que la obra artística de Fontserè «tiene un valor formal que se ha de considerar para siempre». Puig explicó que Fontserè «era una persona excelente» que «actuaba en consecuencia con sus pensamientos» y recalcó que fue «un trotamundos».

La dignidad del exiliado

Carles Fontserè se implicó vivamente en la vuelta de los "papeles de Salamanca", ya que todo el material que tenía en casa fue expoliado poco después de la ocupación de Barcelona, y fue el creador del cartel conmemorativo de la Comissió de la Dignitat. Su coordinador, Toni Strubell, resaltó la figura de Fontserè como un «exponente de primera línea de la dignidad de los exiliados». Fontserè había publicado tres libros de memorias, Memòries d"un cartellista, Un exiliat de tercera y París, Mèxic, Nova York. Memòries.

CERRAR VENTANA