Presentación del documental “Lucio, anarquista, atracador, falsificador, pero sobre todo... albañil”

Jueves 5 de marzo a las 16:00 h.
Universidad Carlos III de Madrid, Campus de Getafe.
Salón de Grados del Rectorado. C/. Madrid, 126 (Getafe).
Intervienen: Lucio Urtubia.
Elena Galán, profesora de Comunicación Audiovisual.
Juan Merinero, Fundación Aurora.

Viernes 6 de Marzo a las 19:00 h.
CNT-Comarcal Sur. Paseo Alberto Palacios nº 2, Villaverde Alto (Madrid).
 Interviene Lucio Urtubia.

Patrocina: Fundación Aurora
www.aurorafundacion.org

Definido por la prensa como «un bandido bueno» y por quienes le conocieron como «el último Quijote», Lucio Urtubia, un hombre honrado y comprometido con la ideología libertaria, es hoy considerado un héroe de la lucha antifranquista. Este Robin Hood moderno, contrabandista, desertor, militante anarquista, atracador, falsificador de documentos y de moneda, consiguió estafar 3.000 millones de pesetas y no hacerse rico... Nació en Cascante cinco años antes de que comenzara la guerra. Se crió en el seno de una familia campesina, pobre y republicana en la Navarra aliada al bando franquista. Durante el servicio militar aprendió que allí -como en la frontera- era muy fácil traficar, pero pronto fue sorprendido y no lo dudó un momento: el 24 de agosto de 1954 el joven desertor cruzaba los Pirineos huyendo de lo que podría significar una condena capital. En París, Lucio trabaja en la construcción y decide inscribirse en las Juventudes Libertarias para aprender francés y adquirir un poco de cultura. Toma plena conciencia política, y acoge en su casa al famoso anarquista Quico Sabaté; mientras éste se entrega para impedir la extradición, el joven libertario se emplea en sus primeros atracos para ayudar a los presos anarquistas. Es Cerrada -un libertario que intentó atentar contra Franco- el que le pone sobre la pista del dinero falso, aunque por aquella época Lucio ya era un experto en la falsificación de documentos, impresión y distribución de propaganda anarcosindicalista. En esta biografía, este hombre humilde, que sigue trabajando como albañil, ha decidido explicarlo todo: los primeros robos, los viajes clandestinos a España, la falsificación de moneda, su encuentro con el Che, su mediación en el caso de Albert Boadella, su intercesión en el secuestro de Javier Rupérez, los encarcelamientos y juicios, y cómo -siempre fiel a un ideal en favor de las libertades- consiguió poner en jaque al banco más poderoso del planeta.

Bernard Thomas

 

 


CERRAR VENTANA