A los trabajadores de los cines de la Comunidad de Madrid

Las secciones sindicales de exhibición cinematográfica de CNT os queremos hacer llegar nuestra voluntad de compartir vuestros posibles problemas o inquietudes como trabajadores. Siendo nuestra única condición la participación y la solidaridad, entre todos podremos resolverlos.

Como ya sabéis, vivimos inmersos en una profunda crisis económica a nivel global, provocada por la especulación sin escrúpulos de los grandes capitalistas. En muchos casos esta crisis no es más que una justificación para muchas de ellas para realizar recortes de personal y sobrecargar el trabajo a los pocos trabajadores que mantienen sus puestos a través de mecanismos como la polivalencia funcional y el aumento de las horas extraordinarias. Estos mecanismos que toman las empresas vienen acompañadas por las intenciones de abaratar los despidos, de aumentar la edad de jubilación, la jornada y la flexibilidad laboral. En definitiva, todo apunta a que de cara al futuro aumentará todavía más el proceso de precarización de los trabajadores si no actuamos para frenar los abusos de la patronal a través de la organización y la lucha de nosotros mismos, ya que no podemos confiar en las grandes burocracias sindicales.

Pero la crisis en los cines viene de mucho antes, cuando aparecieron la “piratería” y el uso masivo de internet, que han provocado el numeroso descenso de espectadores en las salas de cine en los últimos años. Cosa perfectamente lógica por los precios abusivos cobrados al público que quiere ver una película en una sala de cine. En vez de plantearse soluciones imaginativas, los empresarios de los cines han optado por dos medidas de actuación. La primera es el recorte de gastos en los cuales los trabajadores, como siempre, somos considerados como un gasto más. En este caso, o se opta por el despido o se opta por la congelación salarial. La segunda vía es el cierre total o parcial de las salas de cine donde la plantilla entera se ve de patitas en la calle mendigando por un trabajo, aunque se trate de un trabajo basura sin unas mínimas y dignas condiciones. CINESA o BOX, por ejemplo, han tratado de congelar los salarios de sus trabajadores para este año, y por lo que respecta al continuado cierre de cines basta con darse un paseo por la Gran Vía para comprobarlo.

Durante muchos años se han estado acumulando beneficios económicos a costa de pagar salarios ridículos a sus trabajadores. La responsabilidad de esta situación paupérrima de los trabajadores en el sector de la exhibición cinematográfica madrileña no es sólo de la patronal, sino de los sindicatos UGT y CTI, que sin informar a la totalidad de los trabajadores que supuestamente representan, negocian un convenio a sus espaldas perjudicial para las plantillas. Algo de culpa también tienen los trabajadores: los que no han confiado en estos “sindicalistas”, se han mantenido como espectadores pasivos y conformistas de una situación tan triste como es la de este sector de servicios donde la mayoría casi nunca ha llegado a ser siquiera mileurista.

Los trabajadores no debemos creer que en tiempos de crisis debemos callarnos y no exigir nuestros derechos, y no debemos tener miedo a reclamar lo que es nuestro bajo amenaza de perder nuestro puesto de trabajo. En los últimos meses hemos creado en Madrid tres secciones sindicales, en los cines Princesa, Renoir Cuatro Caminos y Renoir Plaza España. Convocan asambleas para que acudan todos los trabajadores y para que no sólo sean informados, sino para hacer de ellos los únicos protagonistas en las decisiones que conciernen a los asuntos de trabajo, para que transmitan propuestas a los delegados y estos las transformen en reivindicaciones colectivas. Así pensamos que se forma la unión que da la fuerza a nuestras secciones de CNT, y con esta fuerza nos enfrentamos a los retos que tenemos como son el alcanzar mejoras que vayan más allá de nuestro convenio pactando con la empresa nuevas condiciones de trabajo, o movilizarnos en caso de que se produzcan recortes de personal o posibles cierres de nuestras empresas.

Desde CNT pensamos que ya es hora de que los trabajadores de los distintos cines de la Comunidad de Madrid se organicen y hagan como en Barcelona, donde consiguieron notables mejoras a través de la unión y la lucha, ya que es la única manera de alcanzarlas. Hay que romper con el individualismo y la desmovilización en que se encuentran los trabajadores. La CNT es el instrumento idóneo de organización, movilización y lucha a través de las prácticas de la solidaridad, el apoyo mutuo y la acción directa entre todos los compañeros. Somos nosotros mismos los que determinamos el qué, el cómo y el cuándo hacer de nuestras acciones como trabajadores a través de nuestras asambleas. En la CNT autogestión quiere decir que los trabajadores gestionamos nuestros propios asuntos sin intermediarios y sin subvenciones estatales que nos condicionen. No dependemos más que de nosotros mismos, de la capacidad de poner en común nuestras propias actitudes, capacidades y la voluntad para saber resolver nuestros problemas juntos.

Por todo ello, si en tu empresa falta personal, si te obligan a trabajar más de la cuenta, si tu salario te parece escaso, si te acosan en el trabajo, si oyes rumores de despidos, o si simplemente necesitas el apoyo de un sindicato honesto y participativo para mejorar tus condiciones de trabajo, tienes una salida:

AFÍLIATE A CNT

Secciones sindicales de CNT en cines Princesa, Renoir Cuatro Caminos y Renoir Plaza de España

Sindicato de Artes Gráficas, Comunicación y Espectáculos de Madrid - CNT
http://www.cnt.es/graficas
graficas_madrid@cnt.es

Tfno.: 91 704 60 54 / 628 367 594
Permanencias de lunes a viernes a partir de las 19:30 horas
Plaza de Tirso de Molina, 5, 6º derecha. Madrid.


 


CERRAR VENTANA