Alto a la precariedad en el sector editorial [Campaña Feria del Libro 2011]

El sector de Edición y las Artes Gráficas ha sufrido una gran transformación en los últimos años, debido a la implantación de los avances tecnológicos y la aparición de Internet, con sus infinitos portales, los diarios y revistas electrónicos, la simplicación de la creación y la difusión digital, etc., lo que ha propiciado la aparición de nuevos puestos de trabajo y de nuevas empresas.

Al mismo tiempo, que se producía esta transformación en el sector, se producían los ataques más feroces a los derechos conquistados por los trabajadores a lo largo de muchos años de lucha:

- Ataque a la ESTABILIDAD LABORAL, principio que se basaba en que a toda actividad productiva fija y permanente le corresponde un puesto de trabajo fijo y estable. Este principio ha sido atacado al permitir que las actividades fijas de las empresas se cubran con puestos de trabajo temporales.

Para que el trabajador pueda ser reemplazado por otro en cualquier momento, se han inventado una serie de modalidades de contratos temporales como el contrato por obra, que quiere decir que te pueden echar cuando les da la gana. Cualquier día te pueden decir: mañana no vengas que la obra se ha acabado (aunque la “obra” suele ser una función habitual de la empresa).

Otra forma de atacar la estabilidad es la rebaja de las indemnizaciones por despido, ya que si no cuesta nada despedir, da igual que un contrato se llame indefinido, que será tan precario como uno temporal.

Alto a la precariedad en el sector editorial- Ataque a la PROHIBICIÓN DEL PRESTAMISMO LABORAL. Hasta el año 1994 en que se legalizan las ETT, el préstamo de trabajadores de una empresa a otra era un delito contemplado en el Código Penal y como tal, era penalizado. Desde su legalización, si trabajas para una ETT puedes tener un contrato de duración inferior a 5 días, no cobrarás pluses de antigüedad, ni otros complementos que s í cobran l@s trabajador@s contratados por la empresa en la que trabajas y podrás ser despedid@ en cualquier momento.

Por su parte, las subcontratas sirven para enmascarar la cesión de trabajadores. Muchos trabajadores del sector se han visto obligados a convertirse en autónomos, única forma de tener curro, transformándose en colaboradores o “proveedores” de la empresa y perdiendo muchos derechos en el camino y ganando mucha precariedad e inseguridad.

Por otro lado, la generalización del trabajo de los becarios, supone que las empresas pueden disponer de mano de obra cualificada, baratísima (casi gratis), adaptada a sus necesidades y cíclicamente renovable. Con los becarios cubren puestos que podrían cubrirse con contrataciones.

Si trabajas como becario, te suprimirán derechos que deberían ser irrenunciables como el salario mínimo, las vacaciones, la cotización a la seguridad social…

- Ataque a la JORNADA LABORAL DE OCHO HORAS (conseguida con sangre obrera). En el sector editorial, (y en otros muchos sectores) todos sabemos que hay una ley no escrita que dice que cuando hay curro, hay que quedarse (si no lo haces, estás en el punto de mira), y que esas horas no se cobran. A las interminables jornadas, hay que añadir el tiempo de los desplazamientos, con lo que no queda apenas tiempo para el descanso, y mucho menos para la formación y el ocio.

- Ataque a la PROTECCIÓN SOCIAL. El derecho a un sistema público que garantice las contingencias de desempleo, enfermedad, invalidez y jubilación, está siendo atacado desde todos los frentes. El ataque más reciente y brutal ha sido el pensionazo. Se ataca la propia existencia de un sistema público de protección social, basado en el principio de la solidaridad.

Reforma laboral tras reforma laboral, nos han ido acorralando entre el paro y el empleo precario. Bajo la constante amenaza del paro, quieren obligarnos a aceptar cualquier trabajo en cualquier condición. Es necesario que nos demos cuenta de la coacción que eso supone. Contra el paro masivo, nos ofrecen la precariedad masiva.

Esta situación laboral ha ido configurando una sociedad individualista y competitiva. Al establecer situaciones laborales tan distintas (fijos, temporales, de plantilla, de ETT, autónomos...), consiguen que cada uno se sienta solo con su “caso” individual, sin aparentes intereses comunes con el resto. Potencian que “cada uno vaya a lo suyo”. Así, se realiza otro ataque que destruye nuestra capacidad de defensa: consiguen que miremos a la persona que tenemos al lado como a un rival y no como a un compañero. De esta forma han conseguido que la gran tradición de lucha obrera del sector sea historia.

Los trabajadores nos vamos acostumbrando a vivir en precario, sin derechos, aceptando la ley del más fuerte y el sálvese quien pueda. (con “contratos-despido”, como autónomos, cobrando poco, renunciando a vacaciones, trabajando muchas horas...), con miedo a que si nos negamos a aceptar estas condiciones nos pongan en la lista de los prescindibles.

Además, vivimos estas circunstancias aislados, sin puntos de apoyo. Esta situación ha generado una cultura del miedo: miedo a perder el puesto de trabajo, a no poder criar a nuestros hijos, a no poder pagar una vivienda… Y éste es el ATAQUE MÁS DEVASTADOR DE TODOS porque el MIEDO es una forma de opresión y de dominio muy eficaz, es un arma muy poderosa del capital para amenazarnos, coaccionarnos y amedrentarnos.

Es hora de organizarnos y empezar a reaccionar

- Porque la manera más eficaz de defender “lo tuyo” es defendiendo “lo de todos”. Sólo uniendo nuestras fuerzas podremos hacer frente a los abusos patronales, porque los empresarios saben que si estamos solos, somos vulnerables y estamos indefensos. De nuestra falta de conciencia, de nuestra división, de nuestro individualismo, es de lo que se alimenta la patronal para recortar nuestros derechos.

- Porque los derechos que aún conservamos, no nos han sido regalados sino que han sido conquistados por los obreros que han luchado en organizaciones de trabajadores como la CNT que es un sindicato con muchos años de lucha y experiencia.

- Porque desde hace décadas, la única clase que participa en la lucha de clases es la capitalista y va siendo hora de que los trabajadores empecemos a defendernos.

Desde CNT te proponemos hacer frente a esta situación con la mejor arma (tal vez la única) que conocemos: la solidaridad y el apoyo mutuo. Porque lo que más temen los empresarios es la aparición de experiencias solidarias y de apoyo mutuo que nos permitan vencer el miedo.

La CNT es un sindicato de trabajador@s con muchos años de lucha y experiencia a sus espaldas. Hoy como ayer pensamos que el poder corrompe, que desde el poder no se arregla nada, que las cosas se cambian desde abajo. Por eso, defendemos una manera de actuar horizontal, asamblearia y participativa, sin jerarquías y sin dirigentes que tomen decisiones en nuestro nombre. Pensamos que es importante la participación de tod@s en la toma de decisiones, para no perder la capacidad de pensar por nosotros mismos.

Solo somos trabajadores/as como tú, ni más ni menos, Pero algo tenemos claro: que sólo uniéndonos podemos defendernos. Y eso, también ni más ni menos, es lo que te ofrecemos: solidaridad y apoyo mutuo... que no es poco para los tiempos que corren.

Sindicato de Artes Gráficas, Comunicación y Espectáculos de Madrid - CNT
http://www.cnt.es/graficas
graficas_madrid@cnt.es

Tfno.: 91 704 60 54 / 628 367 594
Permanencias de lunes a viernes a partir de las 20 horas
Plaza de Tirso de Molina, 5, 6º derecha. Madrid.

 

CERRAR VENTANA