Boletín de la Coordinadora Nacional de Artes Gráficas , Comunicación y Espectáculos

Migralia: ONG explotadora

“La solidaridad es la ternura de los pueblos”, dijo la poetisa nicaragüense Gioconda Belli. “Y también puede ser el negocio de unos ladrones”, debería haber añadido. Como advertimos desde CNT hace pocas semanas (http://www.cnt.es/graficas/new35.html), en demasiadas ocasiones las ONG están más relacionadas con el negocio puro y duro que con el apoyo a los desfavorecidos.

Es el caso de Migralia, una ONG fundada en noviembre de 2003 que se dedica fundamentalmente a organizar funciones teatrales en colegios situados en los alrededores de Madrid, municipios como Las Rozas, Pinto, Colmenar Viejo, Rivas-Vaciamadrid, Alcobendas, San Sebastián de Los Reyes, Buitrago, Lozoyuela o Berzosa. Los jefes de Migralia o, lo que es lo mismo, el matrimonio compuesto por Olga Gayón y Santiago Quiñones, afirman “buscar la integración de los inmigrantes a través de la cultura y el arte”. Más bien deberían decir que buscan el dinero público a través de la explotación de sus trabajadores y trabajadoras, como bien saben María José y Malena, compañeras de CNT. Las dos actrices empezaron a trabajar con Migralia hace año y medio, sufriendo las irregularidades cometidas por esta ONG-empresa:

- El presupuesto de cada función rondaba los 600 euros. Nuestras dos compañeras sólo recibían 55 euros, menos de la mitad de lo que por convenio deben cobrar actores y actrices.

- El contrato era verbal y, por lo tanto, fraudulento y sin seguridad social, lo que les ha impedido disponer de los derechos correspondientes.

- Se incumplían de manera constante las normas de seguridad e higiene en el trabajo.

- La ONG-empresa consiguió que otras trabajadoras firmaran un papel por la cual se autodefinían como “voluntarias” y no como profesionales, mediante el cual se cubrían las espaldas en caso de darse algún problema legal. Nuestras compañeras se negaron a firmarlo.

Por supuesto, los responsables de la fundación justificaban estos abusos con argumentos demagógicos como que son una ONG y no una empresa, por lo que eran las compañeras las que se tenían que “ajustar”.

Por si fuera poco, a principios de abril Migralia comunicó a nuestras compañeras un cambio a peor en las condiciones. Ellas se negaron a aceptar la imposición y los responsables de Migralia las despidieron, suspendiendo todas las funciones que estaban pactadas.

En este momento, la ONG-empresa está utilizando a otros trabajadores como sustitutos de nuestras compañeras, utilizando de nuevo a profesionales como carne de cañón para sus turbios intereses. Por otro lado, Migralia se niega a pagar los 4.500 euros que debe a cada una de nuestras compañeras.

Desde CNT exigimos a esta ONG-empresa que pague lo que debe. Estamo informando a todos los ayuntamientos y colegios que trabajan con Migralia sobre sus prácticas, y les solicitamos que cancelen la relación con esta ONG explotadora, que no sean cómplices de los que, como Olga Gayón y Santiago Quiñones, se lucran con las causas justas y no respetan los derechos de sus trabajadores y trabajadoras.

CNT les sugiere que paguen lo que deben porque, si no lo hacen, les vamos a cerrar el chiringuito.

Sindicato de Artes Gráficas, Comunicación y Espectáculos
de la Confederación Nacional del Trabajo
www.cnt.es/graficas
graficas_madrid@cnt.es
Tfno.: 91 704 60 54
Permanencias de martes a viernes a partir de las 20 horas
Plaza de Tirso de Molina, 5, 6º derecha. Madrid.

 

CERRAR VENTANA